La cuadratura del círculo

Humanismo digital

Una instalación para representar una empresa. Una empresa que algunos consideran imposible. Una empresa que Bip, siempre lista a apostar y creer en un proyecto —en colaboración con el Ayuntamiento de Milán y destinado a los ciudadanos milaneses— que puede constituir la perfecta cuadratura del círculo, ha acogido como un nuevo desafío.

La «cuadratura del círculo» —es decir, la solución perfecta para un determinado problema— inspiró la obra, diseñada por la joven artista Giulia Zorzella, que hoy representa el nuevo proyecto de Bip.

Un proyecto de educación digital dirigido a los barrios necesitados de una alfabetización, con el fin de asegurar que las nuevas tecnologías y los servicios asociados realmente constituyan un factor de desarrollo social y no amplíen la brecha existente entre los ciudadanos capaces de utilizarlos y quienes no están familiarizados con los mismos.

Bip pretende demostrar que una actividad educativa de este tipo es posible y que tendrá un impacto significativo sobre el crecimiento cultural de los ciudadanos milaneses.

La instalación se presenta como un cubo hueco, en el que es posible entrar y —acompañados por una música compuesta por Matthieu Mantanus, pianista, director, compositor y divulgador— vivir la experiencia de pasar de un mundo a otro, de uno humano y redondo a uno, por el contrario, cuadrado y tecnológico.

Ondas sonoras sinusoidales por un lado y cuadradas por el otro, voz humana como entrada y sintetizador como salida. Son estos los componentes musicales de la experiencia auditiva en el cubo y, de este modo, la instalación se convierte en el punto de encuentro entre sonidos y ritmos tan diferentes entre sí.

Un lugar único en el que nace una nueva armonía entre elementos distintos que pueden parecer antitéticos, pero que no lo son. La cuadratura del círculo.

Contacta con nosotros

¿Todo listo para dar sentido y vida a las ideas?